Archive for the Libeasler Category

Poema gusano

Posted in Libeasler, Poesia on May 29, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

El no irse jamás,

el reptar cabizbajo hasta rozar

tu frente con el vino derramado,

leer un libro viejo,

rozar tu cicatriz y reflejarme en ella.

 

Tener palabras con arrugas

y no joder,

este vino miente

con lúdicos sonidos

y con pasados de fiebre.

 

Pienso en el dolor y le dibujo

una sonrisa,

un tercer soneto que jamás ha de leer,

le pienso en avenidas

en alguna esquina

con la corbata en la mano

y no puedo dejarle.

 

Tener vientos que desprecian lunares,

tener una vida en cuatro paredes de papel

y saber que cada una posee tres ventanas

y no poder abrirlas porque están abiertas.

 

Y dejo de escribir

comas y puntos a favor,

sed en la miel le sabe

le tiñe de amaneceres y otros detalles.

 

Doler y no saber cómo

y partir es sólo

el movimiento feroz de los gusanos.

Advertisements

En un abril y cerrar de otoños

Posted in Libeasler, Poesia on May 8, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Se me quiebra tu voz al escribirte

Ella no ha leído mis tildes
ni mis puntos comatosos
sin embargo somete mis signos
de interrogación con su mirada.

Ella se fue de mi vida
en un abril y cerrar de otoños,
ella llueve instantes de soledad,
ella humedece mis dedos cuando no está,
ella llueve bajo la lluvia misma.

Ella viene con un verso prefabricado
entre sus piernas, un verso que aprendimos
a olvidar para recitarlo de memoria,
un verso dolido y sonrisa nada menos,
nada más que una porción de fuegos.

 

Es para amarte un poco menos

Posted in Libeasler, Poesia on April 10, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Es para callarte,
para que aprendas a escribir con tu garganta,
desvirgues tu razón
y desees morir por dos palabras.

Es que tengo tus dispositivos
del suicidio en vela,
tus maneras de mejorar la escena,
el televisor pensando en el olvido,
los días contándote entre penas.

Y es para que creas en el dolor,
es para alguien como tú,
prisionera en tu albedrío,

es para que nunca más te digas
cuándo, cómo ni por qué
se mata en profundas avenidas,

es para que precises tu escarlata amago
y desaparezca de tus ojos,
eso que llaman vino,
es para gozar de los pecados,
sin cenizas que afrenten tu velo.

Es para depositar tus gastos en la cartera,
es para entregarte rosas, y desconozcas mi semen,
y te pregunte hermosa, que falta le haces
a mis dedos, a mi sien encantada,

al orden, al desborde frente al caos,
a los millones de bichos que matas con tu mano,
es para que desparezca tu querer azul.

Es para amarte un poco menos,
para apartar tu mitad en celo, y no dejes
entrar entre tus piernas jamás versos de satán
y fuego, enredaderas de la razón y el cieno.

Es para que aprendas a matar después del sexo,
antes del orgasmo y entre las veredas del suicidio,
y te espanten estos versos, tras haberlos devorado,
es para decirte lo que sabes, que te escribo.

Llévame lejos

Posted in Libeasler, Poesia on March 16, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Llévame lejos,
pon una ele de más en mis venas,
un bis paralelo a los te quiero
que tramas en la ducha.

Suelta todos esos nombres,
silentes y miserables en las noches.
Siénteme fácil, hay dos bocas
en tus besos y cuentos cuentos.

Que las dudas sean cortas
y no rompan los huesos
y en este invierno ardiente
se desmoronen los ortos.

Que grites mi nombre
a falta de mejores versos,
doce veces a las tres
y juntos los viernes sin seso.

Llévate también las tumbas
llenas y vacía la luz angustia,
perdona los desiertos
y aparenta calma en los velorios.

Llévame lejos
donde tú no estés,
pero cercano a aquél
lugar donde sea fácil encontrarte.