Archive for the Leopoldo Lugo Category

VII

Posted in Leopoldo Lugo, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Sonrisas delirantes bailan incansables sobre tus caderas enfermas y abnegadas

Resistiendo orgasmos regalados, jugosos, fugases.

Tus pechos tlaxcaltecas agitados saltan,

Se regocijan en mi soledad mundana

Atrapada en miradas dispares y exhaustas.

El paroxismo indecente de tus caderas finas

Me sostiene sin dejarme morir

Y nuestra melancolía se ríe entre tu sexo y mi hombría

Despidiendo besos con olor a muerte.

Muerte, indigna de nuestra sobriedad enamorada,

Muerte, fácil bastarda que nace y no muere,

Muerte, nos persigues como queriendo tragar carroña.

Y tus manos, ¿Qué hay de tus manos?

Divinas y amorfas,

Beligerantes y parsimoniosas,

Distantes y tristes,

Par de cuchillos de mis suicidios.

Un hilo de sangre nos llama,

Entre las sonrisas de tus caderas enfermas

Y tus pechos que saltan,

Brindando entre notas desgarradas

De aquella sinfonía sin nombre

Y siempre escuchada entre tus sabanas mugrientas;

Mientras miramos como la noche se despide,

Seguida del deseo que huye a orillas de la cama

Convencida de no amar sin remedio.

Advertisements

VI

Posted in Leopoldo Lugo, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Y sucede que aquella noche recogió dolorida su mar de estrellas

Vagando ausente entre historias mal contadas

Sucediendo cuerpos al golpe que en insomnios bailan.

Y sucede que aquel tiempo indoloro falleció desangrado

Con fantasmas de tu nombre y una hombría descolorida

Avivada pero mortecina del rastro que dejaste diluido en el viento.

Y sucede que esa cama se llenó de soledades intrusas

Que vagaban y esperaban tanta alma, tanto cuerpo

Acariciando un amor mal parido.

Y sucede que esas manos perversas te buscaban

Entre papeles manchados y llorones

De espaldas planas y textos a lápiz que tan fácil borran el recuerdo de tu sangre.

Y sucede que aquella noche

Y sucede que aquel tiempo

Y sucede que esa cama

Y sucede que esas manos

Nunca sucedieron aquel cuerpo.

V

Posted in Leopoldo Lugo, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Mientras escucho ese tango tuyo

Mi boca azota el corazón que en carnaval dolor dispara.

Se enciende nuestra pasión que vuela:

Pájaro en brama

Augurando los destierros de quien emerge entre sombras,

Afilando navaja.

Del cielo

En donde dormida se esconde

Y ventana a la tierra del viento que te nombra

De a gritos pocos,

Parvadas muertas del deseo que desangra la carne que gritas:

Muera

Muera…

Mientras canta la letra de aquel tango tuyo

Que tilda tu cuerpo.

La piel de tu alma

Duerme entre mi boca flagelada

Y la parvada que brama

Y se desangra.

IV

Posted in Leopoldo Lugo, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Eres el dolor irreconocible en mi soledad,

El llanto sagaz que elude mis mejillas.

Te amo tan débilmente que prefiero morir en ti,

Egoísta.

Suavemente,

Tanto para deleitarme en mis heridas

Y mirar mi linaje recorrer tu espalda

Esperando que  vengas y des la estocada final.

Te amo como se agoniza,

Pero perdidamente ausente del tiempo que nos mira…

III

Posted in Leopoldo Lugo, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

No me gusta tu cuerpo,

Tus gestos son los que me llaman.

No me gusta tu orgasmo

Y menos tus gritos,

Pero tu sonrisa muero

Y tus manos vivo

Y tus piernas cortan

Y mi pudor se vence.

Palabras al viento

Que no me piden

Y pensamientos yo

De tu destino.

Tu sexo mi condena

Y tu cama fiel mundo en donde existo

Tanto como olvido.

Tendría que estar ciego para no amarte,

Pero no te aman mis ojos,

Te amo por que estas aquí,

Por que tus lamentos

Me viven

Tanto como el beso llora

Y mis piernas te dejan;

Pero mi cuerpo firme duerme

Sobre tu vientre

Y tus marcas finas.

Te amo y no quiero,

Pero sigo

Y tus sueños no maldigo.

Solo una cosa te pido,

Quédate mientras quieras

Y cuando te vayas llévate mi nombre

Piérdelo junto a tu olvido.

II

Posted in Leopoldo Lugo, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Son los besos no dados,

Las caricias ahogadas,

Las miradas sin fin.

El deseo atroz de tenerte,

De tocarte,

De besarte,

De violarte.

Son las palabras ausentes,

Las peleas vividas,

Los mil pasos sin destino.

Son las ausencias recordadas,

Tus perdones falsos,

Los te quiero sin alma.

Fuiste tú arrinconada en tu cama,

Desnuda,

Ausente,

Distante,

Maldita…

Fueron tus lágrimas corridas,

Las muecas marchitas,

El sexo insatisfecho,

Mis perdones,

Mil perdones.

Fueron tus engaños,

Tus lamentos,

El desafío irremediable de tenerte.

Fue amor que nos dimos

Antes de sentirlo.

I

Posted in Leopoldo Lugo, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Me recuerdas alguien llamada miedo,

Con ojos noche y manos lija.

Me recuerdas alguien muerto,

Con saliva azufre

Y brazos mármol.

Me recuerdas alguien infame,

Con gestos muerte y risa blanda,

Con orgasmos fríos

Y piernas flacas.

Te recuerdo sin aire,

Acumulando enojos y despidiendo sexos.

Te recuerdo sin alma

Y sola.
Sola…

Viendo espacio y viviendo otoño.

Me recuerdas a mí,

Tan llena de miedo

Y cautelosa de tu sombra;

Con hambre cruel,

Hambre de amar,

De amor,

De imaginar.

Me recuerdas tanto al cielo

Que no quiero pisarlo

Tanto a la calle, no quiero salir.

Me recuerdas alguien llamada miedo,

Me recuerdas alguien llamada tedio,

Me recuerdas alguien llamada olvido,

Me recuerdas el silencio…

Tanto a mí como a nadie,

Tanto a nadie como a la noche,

Tanto al espejo como al llanto que nos huye.