Archive for the Jose Luis Massey Aguirre Category

Un adiós

Posted in Jose Luis Massey Aguirre, Poesia on May 28, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

 

Yace en la silla el cuerpo desnudo e inmóvil de mi amada.

Su cuerpo, es poder en mi alma pútrida,

 al abrazar las llamas y alcanzar los infiernos,

con cada mordida, con cada corte,

con cada gota de sangre derramada por ella

 antes de quitarle la vida,

deteniendo el veneno de su mirada radiante,

su voz calcinante y su corazón compartido.

 

Me pongo frente a la luna,

y su reflejo me mata,

corriendo  por ventanas de olvido.

 

Recuerdo la noche en que probé sus labios,

 privando  de libertad a la criatura inmunda

 y marchita, dentro de mí,

comí sus costras y saboree sus pechos,

 llenando de aromas la habitación.

 

 Mostró una faceta,

 engaño arlequines,

ahora vaga desnuda en la oscuridad total,

 sola, fría y al mismo tiempo

acompañada por muchos.

 

¡Sigo atrapado!

Mi cuerpo arde con su piel amarilla,

 sus huesos rotos  y su piel quemada.

 

Vagara danzando como antes o

 solo marchara en silencio a otro universo.

 Atravesara  la luz y encontrara fuego,

 quedara en las sombras y la olvidara el mundo.

 

 Amor, amor mío, enervante,

 droga, celo, codicia,

persona, mujer,

 mujer infiel, torturada hasta morir.

 

Yo soy tu máscara, el hombre detrás del monstruo,

tu demonio, tu miedo, el suicidio…

Advertisements

Sombra

Posted in Jose Luis Massey Aguirre, Poesia on April 24, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

…Regreso rendido
del viaje eterno,
cansado del tiempo,
ausente a mi condena,
inmerso en mi
y con el alma fuera.

Silueta del viento,
porvenir  transparente,
indiferente a la tierra,
en esencia distinto.

Invisible a ellos,
transformado y oculto…

SILUETA

Posted in Jose Luis Massey Aguirre, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Atrapado en el cuerpo
de la paranoia interna (Tan personal)
Huyo de mí,
corro y me persigo.

Nuevamente en siluetas inversas,
se levanta cada mascara
mientras se escucha el silbido de una flauta…

Te veo la espalda, camino, te sigo
y me persigo otra vez.
Y otra vez.
Y otra vez.

LA NOCHE DE LOS SILENOS

Posted in Jose Luis Massey Aguirre, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

 …Su oscuridad llenaba el cuarto,
impregnando un toque marchito a cada paso.
Violando las pasiones, estrechaba delirante
el fondo de una falda subyugante y apetecible.

Por dentro, los muslos de la joven castaña,
se retorcían prometedoramente
sobre la mano que la penetraba.
Su boca soltaba pequeños gemidos
mientras sus pechos se salían del escote.

Temblaba excitada y ansiosa,
su garganta invisible,
saboreaba la cercanía del hombre.

Sus ojos se perdían en besos quemados,
por el esperma del macho cabrío…

CABALLO DE HIELO

Posted in Jose Luis Massey Aguirre, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

 Gotas de lluvia

como hojas desmembradas,

borrando la pintura con la mano.

En el abismó

mis alas se abren

para transformarme

y creer que soy

 el caballo de hielo,

de imagen fuerte.

 

Congelado,

 con la máscara destruida

y cubierta por una

fina membrana

 de hielo azul.

 

Dejando pasar

 el agua por su hocico,

para ahogarlo al final del día…

LEJANÍAS…

Posted in Jose Luis Massey Aguirre, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Estuvo aquí y en el viento.

Combino con dolor su partida al mar,

estallando el cielo en color verde rosado.

 

Abatido en la lucha, olvide la vida

para aprender a mirar su belleza.

¡Y vino a mí!

Como gota de luz atravesando el fuego

en el instante finito de su bella sonrisa,

camino por la borda,

 bañando en sangre el olvido…

VIDA MIA

Posted in Jose Luis Massey Aguirre, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

…Vivo enamorado de una imagen,

baila con mis demonios

y penetra en mi ramaje.

Escapa en mi silueta,

ahogándose en mi sombra,

retornando  al infierno

donde brota la brea…

Abrázame, cuando veas

mi espíritu caer arrodillado,

en la tormenta

del corazón congelado.

Necesito que me salgan alas

para volar porque estoy cansado

de buscar lo que no hay,

Imaginándote tan lejos,

la muerte entra por nuestras heridas.

Mi mejor presencia flota en el techo,

perdiéndose en esta noche de anhelos mutuos,

vida mía.