Archive for the Ikal Morte Category

Crisálidas inhabitadas.

Posted in Ikal Morte, Poesia on June 22, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Perdimos la ternura adolescente

Y hace mucho el atractivo infantil

Hoy nos queda defendernos

Con los que nos quedó:

El umbral a la audacia senil.

Vómitos encendidos de licor

Una cerilla y abre el fuego

De la alucinación.

Una botella vacía y abre el sendero

Del peyote y su anatomía.

Mentes de ideología futurista

Dando saltos

Y levantando las caras

Para escapar en un inconsciente brinco.

Cinemáticamente,

Los seres exprimidos por la mezcalina,

Producen movimientos relativos

A la danza india.

Y como en un pueblo entero

Lo más importante,

¡Es lo que tú te niegas a decir!

¡Es lo que tú te niegas a pensar!

¡Es lo que tú has dejado de danzar!

A la orilla de cada ciudad,

Las llamas guardadas y adormiladas

Y el volcán, no anuncia si estallará.

La erupción escupe cenizas

Pero no derrite al volcán

Lo ennegrece

Pero la brisa lo viene a limpiar.

Como en cada final infinito,

La gente no deja de ser joven

Solo olvida que lo es.

Los viejos suelen perder la memoria

Así que olvidan lo jóvenes que son.

Viejos jóvenes, espíritus jóvenes,

Muertos jóvenes.

Que aunque muertos,

Jóvenes.

Las arrugas son las curvas

De una montaña rusa,

Mezclan el miedo y la emoción al subir;

Y aunque el descenso

Provoca la sensación de tensión

En la revolución del estómago,

Siempre hay un barrote firme

Para sostenerse ¡Fuerte!

No lo sueltes, o caerás aún más

¡Fuerte!

¡No envejezcas

O morirás aún más viejo!

En el Crepúsculo

Posted in Ikal Morte, Poesia on May 26, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Maldita pea de dolor
ya solo pido a mi señor
si tengo alguno ¡sálveme!
si tengo alguno ¡sálveme!

En el crepúsculo del campo de batalla
se vio mi suerte allanurada
con un disparo a más de 5 yardas
en el crepúsculo del campo de batalla

A lo lejos caer me miraba
el diablo ya no me seguía
yo inconsciente me arrastraba
y a sus brazos me regía

En el crepúsculo del campo de batalla
se vio mi suerte allanurada
con un disparo a más de 5 yardas
en el crepúsculo del campo de batalla

Gettysburg de mis sueños se esfumó
desperté en algo aún peor
la vida me arrastra
y parece que la noche es lo mejor

Maldita pea del amor
ya solo pido a mi señor
si tengo alguno ¡sálveme!
si tengo alguno ¡sálveme!

En el crepúsculo del campo de batalla
se vio mi suerte allanurada
con un disparo a más de 5 yardas
en el crepúsculo del campo de batalla

Alma presa aventurera

Posted in Ikal Morte, Poesia on May 3, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Los amantes pululan en la selva

Es probable que encuentres uno para ti,

Aunque si quieres dos…

Tendrás que aprender a discernir

Al sexo del amor

Y el amor del porvenir.

Tres harán más fructuosa tu morada

En las hierbas de la escena más deseada,

Pero las raíces podrían ser secas

Y arrancadas, ¡terminan desgarradas!

Pues no eres la primera,

Ni la última o la única

Alma presa aventurera.

Con las sombras más grandes

Para protegerse del sol,

Pero con el tiempo más corto

Para aprovechar sus rayos de calor.

Y cuando al fin has sufrido y gozado

El inevitable dolor del amor,

La despedida del otoño será tan pronunciada

Con calados escalofríos abrazadores,

Que la llegada de la primavera

Se sentirá –aunque esperada-

Violenta para los corazones.

En momentos los amantes

Se separan y se alejan

¡Inevitablemente!

Empero si sus mentes

No son distraídas

Y el pensamiento

No es olvidadizo…

Estos se encontrarán

Una y tantas veces

Como sea necesario.

¡Inevitablemente!

Una y tantas veces

Como sea necesario.

Para protegerse del sol,

Para aprovechar sus rayos de calor

¡Inevitablemente!

Una y tantas veces

Como sea necesario.

¿Y TU PARAÍSO?

Posted in Ikal Morte, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

 El fresco rocío de la mañana en primavera
El blanco de las ventanas y los niños,
cuando no vuelves a ver aquel panorama
te das cuenta que te han expulsado del paraíso

El pasto mojado y los pies descalzos
El sol cayendo en sus caras
lanzando el mejor resplandor del que sea capaz
y reflejándose en los charcos de agua

No pasa el tiempo, no existe, no es deseable
ni sed, ni hambre, ni tristezas
Abres los ojos y si vuelves con esa tranquilidad
notas que has recuperado tu paraíso

…En un instante, ¡todo se pierde!
el andar pausado presionante del reloj
me empuja a dejar de pensar
ponerse el calzado y anda a trabajar.

En la calle yacen los sordos gritones
y desdichados frente a ciegos momentáneos
autos hasta por las banquetas
transportan hombrecillos, quietos y obedientes
lanzan humo los más grandes
¿para intimidar? ¿Dominar? ¿Hacerse notar?
es su guerra del día a día.

Puentes que no unen más que concreto
formando caminos a miradas que no tienen
tiempo de cruzarse entre sí, y menos los labios
para sonreír.

Llegas a tu empleo, uniformarte!
debe quedar muy claro a quien perteneces
más vale cooperar o todo lo arruinarás
gente, dinero, extraño, dinero, consumidor, dinero, y tú,
¿los odias? ¿Los aborreces? ¿Los desatestas?
prepara a tu organismo
para tu vulgar banquete
cuando pagues, el que te atiende

-intercambiarán papeles-
¡te odiará! te odiará! te odiará!

Te cayó la noche,
a un atardecer ya no lo reconoces
El sillón cómplice de tu cuerpo
no te puede consolar,
si gimiera al menos
el susurro no sería alentador:
“Ya, mañana será otro día,
otro día más, jajajajaja”

TODO A TI…

Posted in Ikal Morte, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Las olas en llamas
arrastran consigo la espuma,
convertido en el semen
que no logro penetrar
en el profundo mar.

Amaría si gozará
y gozaría si me amarás,
más si no me has de ofrecer
de tu estambre el polen,
no me hagas volar
si al acercarme a tu estigma
tus pétalos haz de doblar
como feto cubierto de maternidad.

Más sensato sería implorar
para un orgullo
que acaban de inmolar,
Pero no tengo sacrificio que ofrecer
a algún dios,
todo se lo he dado
a su creación más carnal
que de su lecho me supo arrancar.

LA IMPORTANCIA DE CREER EN UN MAS ALLA

Posted in Ikal Morte, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Siendo otro Deja Vú,

Viví lo de ayer, anteayer,

En menos de 100 años

Será uno solo

Será una eternidad.

Estrellas artificiales pegadas al techo

Lastiman mis ojos si fijamente las veo

No son como las del cielo…

Pantallas gigantes,

resultan de forma hipnotizante

¡tan dominantes!

En menos de 100 años

Tu cerebro estará atrofiado,

En menos de 100 años

Serás cráneo,

lo mortal suele enfermar.

En menos de 100 años

no necesitarás respirar,

en vano será el exhalar.

Balas doradas

Perforando palmas,

Suelen atarlas, ¡nos manejan!

En menos de 100 años

No comprarás tiempo,

¡No llegarás a un suburbio!

En menos de 100 años

Serás desecho

Alojado en desecho.

En menos de 100 años

llegará el arrepentimiento,

caerá de los ojos la venda

y tendrás segundos para rectificar.

¡imposible!

¡¡La has cagado!!

Ahora entiendo…

Perversa necedad:

La importancia de creer en un “más allá”

TIEMPO Y MOVIMIENTO

Posted in Ikal Morte, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Tengo miedo de que tú te vayas y yo me quede aquí,

De la noche larga que no acaba aunque me quede a vigilarla.

De que escuches tan poco, cuándo yo he dicho tanto,

Viéndote enmudecido asesinando el rato.

Tengo miedo de buscarte y ya no encontrarte

Porque te he mirado tantas veces quieto en el mismo lugar,

Y no hago nada porque te veo cerca

Tu proximidad me ciega a lo que pueda pasar.

Nacemos un día y morimos al otro,

Pero el día es siempre el mismo.

Nos mantenemos en constante movimiento,

Casi siempre, el tiempo permanece estático.

El tiempo, el eterno, el verdugo, el sincero,

Y nosotros lo vestimos, y nosotros lo medimos

En eso se nos va el momento

En eso se nos va el movimiento.

Y así pasó mi tiempo,

Con movimientos inclinados

A tu transparente cuerpo.

Cuánto tiempo…

Y cuántos movimientos le caben a éste,

Los suficientes para meterme

En tu espacio, durante ese largo…

Y pequeño lapso.