Archive for the Emiliano Soler Category

Fotografias de Emiliano Soler

Posted in Arte Grafico, Emiliano Soler on March 14, 2012 by Revista Argot & Aisthesis
Advertisements

DE: LUEGO DE UN VIAJE AL PARAINFIERNO (DÉCIMO MOVIMIENTO)

Posted in Emiliano Soler, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

I

 
Una mujer hombre pájaro, con un pañuelo amarillo de seda, habla de la retórica aristotélica, apropiándose de un espacio que apenas mide lo que un circulo- bote, que se alimenta de los residuos.

La mujer hombre pájaro gira, retuerce e invierte individualmente sus ojos, al mismo tiempo que habla y se apropia de un espacio-bote, que esta vez no se alimenta de residuos, sino de ella misma.

De la mujer hombre pájaro, solo puedo ver su pañuelo de seda amarilla, apoyado en el contorno de lo que fue su figura.

Tanto color repentinamente aparecido me nubla la vista, tanto amarillo se vuelve blanco. El blanco cuando es devorado  por un círculo espacio-bote, se vuelve negro, a medida que baja por sus fauces.

Puedo decir que solo sus ojos, ahora, bailan sueltos por todo el ambiente.

Y yo solo estoy sentado, los ojos que me revolotean, son esas mujeres, esos hombres, esos pájaros, en un ambiente que lentamente tiende a derretirse, cuando los criterios se liberan a una nueva claridad.

                                                       II

 

Diez monjas conducen a vírgenes de yeso desnudas, por una amplia galería y algo que no entiendo se vuelve oscuridad y ladrillo.

Risas que salen de pequeños recipientes dorados, parecen ensayarse en los rostros de esas vírgenes, que en un esfuerzo mudo por reír, se resquebrajan.

Ahora desfilan cinco monjas, vestidas de dorado. Con parcimonia casi teatral, apenas en algunos movimientos lentos, juntan las encías y los dientes de las reidoras virgencitas resquebrajadas y las arrojan a esos recipientes que todavía ríen.

Un reloj suena aislado de la escena central, entonces como alertadas por las resonantes campanadas, las quince monjas salen de su aletargado andar e inmediatamente bailan y ejecutan gloriosos cantos mudos acompañados por sus articulares gestos fuera de sí.

Van pasando en fila por una larga mesa con bandejas de plata fina, pasan del alplax a la heroína y bailan y vuelven a pasar y bailan y cantan mudas, completamente en éxtasis, llenando un recipiente aun mayor, con la sangre que lentamente emana de sus bocas.

                                                      III

 

Palidece el rostro de la niña, cuando la ciudad entra en animación.

El arte por el arte no comporta la mueca del rostro en animación de la niña y una vez sin control, se despegan de sus uñas, una docena, un millar de escarabajos de estiércol, formando nubes que ejercen una línea de continuidad fuera de la mente.

La niña sabe que fuera de la mente no existe nada a que volver y me mira intentando restablecer alguna sintonía que de casualidad hubiese absorbido su seco cerebro.

Yo no dejo de pensar una sexualidad, en el lenguaje de la niña del rostro que palidece.

Retrocedo, pienso que para entender su lenguaje, tengo que entender la animación.

De repente cuelgan de ella, como boas, dos placeres sádicos que me van guiñando bajo un viejo ojo.

Quedo helado, sin poder ayudarla.

La niña no puede palidecer mas, eso significa que ha muerto.

                                                     IV

Rita se quiebra dos dientes para excavar un pozo, la acompaña un niño, no se su nombre y ella parece no advertir su presencia enmascarada.

Estoy en la vereda de enfrente, la excavación me da terror y esta lloviéndome. Ellos están bajo el último efecto de la lluvia. Donde un niño excava un pozo con los dientes de rita, ella lo acompaña y el parece no advertir su presencia.

De repente comienza a llover un extraño estiércol rosa y mágicamente o como si esta lluvia fuese reveladora, ellos se descubren y me descubren, viéndolos viéndome.

El niño como elemento activo, se traga los músculos de la pierna de rita y se acopla en la faltante, producto de su obra. Comienzan a acercarse, se acercan, están cerca, me contemplan desde ojos y piernas. Abren y cierran sus bocas caminantes. Llueve tan fuerte que estoy atascado en el barro. Me dejo morir victima del más detestable horror y el universo comienza a secarse

                                                       V

 

 

Tres hermanas de apellido muerte, entienden que cuando un niño lanza una piedra a un cielo violeta, son mas potencialmente efectivas las sombras y los olores a pasto.

Estas tres hermanas, paradas en la terraza de un antiguo edificio fúnebre, se peinan lentas sus extensas cabelleras lacias y negras, congeladas las tres a la derecha.

Estoy asomado, tengo en el pecho el peor de los miedos, un rojo burbujear acido escalando mi estomago.

Las tres hermanas tan pálidas y delgadas, recorren con sus huesudas manos blancas el contorno de su estático pelo negro.

Estoy asomado en la punta de un tubo que sube, colgado de valla a saber que engranaje.

En un determinado momento que no puedo precisar, las pierdo de vista y lo ultimo restante solo es caer a alguna parte por unas cinco horas o cinco segundos, eternos.

.

DE: SOY BREVE

Posted in Emiliano Soler, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

 En distinto sentido

Vos estas viéndome y hay pájaros muriéndose aquí…

Y lo certero de esta polifónica comunicación dual,

Es tu yo y el mió compartiéndose lo mismo en distinto sentido…

DE: EL POEMA ELEVADO

Posted in Emiliano Soler, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

A Roberto Cardinal  

Poema Elevado ¿Cuál es la maravilla que se halla sentada

en el trono del parnaso mas alto?

La mas alta representación

de la belleza inaudita

/jamás vista

/jamás soñada por ninguna otra arte.

Principio rector mágico

/¡OH grande arte creada por el mismísimo dios supremo!

Le pese a quien le pese,

madre única de todas las artes existentes.

¿Cuál es la belleza que se halla sentada

en el trono mas alto del parnaso?

La literatura

Oíd su eco /                   /la literatura.

……………………………………………………………

Piedra del conocimiento donde

/ágil como el trueno,

martilla con la ulcera de Tor

la pluma sagrada.

Y

Mágicamente                                conjuga                   el            verbo,

retuerce                                       girando.             da  sentido,

y nace.                                    Y enloquece            al lirismo,

/ al poema elevado.

la palabra.

……………………………………………………………….

¿Que bella onda ritma,

da sonido y gloria,

al mas astuto de los

encantos verbales?

…………………

Desprendimiento mágico

de centauros musicales,

tatuados con literatura,

saliente de  sus venas

azules, así  fue al comienzo

del novísimo origen,

al

SIGLO

de iluminación  /             /de esclarecimiento

supremo.

……………………………………………………………………………………………..

Iluminado          lírico             del             predilecto           nacimiento,

(el)              (inaudito)     (capricho)      (del sueño)           (y muerte)

Rimbaud.      Verlaine.     Baudelaire.     Artaud.           Lautréamont.

¿     Sabia                  el                  poeta               de                     Maldoror?

¿     El                    sabia                  del            Miturno?

¿    Camino              del                  Mal?

¿     De                 Amante?

¿   Infierno?

Maldoror y Miturno, adoradores del mal poético,

perpetrado por el único amante verleniano,

que vio en el verso, infierno.

………………………………………………..

Donde comienza a acabarse la nada

comienza a acabarse la nada

a acabarse la nada

acabarse la nada

la nada

nada.

Todo

el todo

el todo nace

el todo nace donde

el todo nace donde comienza

el todo nace donde comienza la

el todo nace donde comienza la nada.

Los relojes de la literatura

sagrada, hacen sonar su péndulo mágico,

habrá nuevos nacimientos, exclama Dios

/¡OH grande señor de la divina visión!

Alumbrad

¡ alumbradlos /                 /alumbradlos!

Que

allí

nacen.

Iluminada la viajera sombra

Suena la campana      /metamorfosis inmediata y póstuma

en el origen del                                                                /poema elevado,

trueno.

Hijos de tal naturaleza,

paridos de la propia entraña

de la creación, delirio,    de – li – rio ,         D      E      L     I     R    I     O

e

l

i

                                                                    r

                                                                    i

Burroughs, congelada inmovilidad,

u                  ausencia de sonido,

                                                            k                  almuerzo de dioses.

temperamento

wisky

maldito charles

k

                                                             infinitas criaturas de la prosa,

herederos malditos del nuevo

siglo, hijos directos del

divino Marques de

Sade.

…………………………………………………………………………………..

Pero… ¿que diría el sagrado PAN,

envuelto en la  hoja de

de sus efebos y ninfas?                   ¿Qué diría del pecador discípulo?

infernal Marques…

La hora señalada eleva el manuscrito ciego de Borges,

enloquece la regular sintonía de Whitman, esculpe la ácida

conformación visceral de Jean Baptiste, de Suskind, la

inmunda genialidad de Onetti, atizado por polillas hirvientes.

 

Cuando la hora señalada cae como

el  Trueno,

las agujas de saturno indican una

nueva forma de belleza altísima,

una nueva perfecta forma, con la magia

del signo, nace en las enramadas cascadas

de oro del parnaso, aun mas bello que cualquier

posibilidad de limite.

/entonces,

Quincey despoja a Tanatos de sus espaldas,

las crudas espinas de Atlas, giran las piedras

de sol purpurino sobre las faldas de la Ocampo

transformada en Malva, se retuerce girando Isadora,

poseída por dos centauros nadando en ascórbico, en

azufres con inquietantes formas inenarrables.

Estallan luces, cobra vida

la prosaica mecenas del

antiguo verso,

nacerá

Francia.

………………………………………………………………………………………………………………………………

Los brazos lumínicos de la insufrible belleza,

a la cual unos pocos resisten, detienen el trino

sagrado de los siete valses oceánicos

/nacen las muertes

mas bellas.

La composición nocturna

diurna

inmunda

profunda

abunda en veinticuatro mil dosis de invicto seconal,

Alejandra lo sabe…lo sabe

huele

muerte    y    trino

muere        /ultimo otro lado.

ENTONCES, rehuye en la

ceniza de su México victorioso,

aquel que nunca muere,

Rulfo victorioso de Paramos,

en el cigarro de aquel cronopio,

en aquella vaga sensación

a las sombras de Nicaragua

Cortazar

                                                                                    Cortazar.

Habrá mas que la euforia de los mil limbos,

Habrá insistencia violacea dibujada en lomo de la nada,

Habrá puertas de la bonita chanson esparcidas en la cuerda de la lira de Neptuno,

Habrá océanos espaciales, donde nadan centauros acoplados a espaldas de Bretón,

Habrá infiernos ultra fragmentados en la pócima de Perlongher ,

pues

Habrá limbos en el lomo de la nada, en la cuerda de Neptuno, acoplados a espaldas de Bretón, fragmentados en la pócima de Perlongher

Y giraran las hamacas de la prosa,

en la soledad mas pura,

en el estado absoluto e independiente

del todo.

………………………………………………………………………………………………………………………………..

¿Cuál es la maravilla que se halla sentada en el

el trono mas alto del parnaso?

Pregunta el imperturbable Poe

/en las alturas inmortal…

Los caballos de cristal recorren un camino hecho de nombres, ante la

mirada del cuervo negro. Nuevamente suenan las campanas sagradas,

se iluminan los rostros de otro tiempo  y desde los grandes colores

de lo inaudito, esparcen al poema su condición elevada.

Galeano-Vallejo- Arenas- Copi- Gelman- Casares- Brassens -Orozco- Ibáñez        Azul      rosa      rojo       negro    violeta     celeste     verde        naranja,    gris        el                                                                                                                   y

mar, si acaso      ese        color     huye        gran     sinfonía      única        lunar

Sueño   tornado violento, hombre,   viento     veloz,        flotas    brillante

ahuyenta  muerte     que           posee        roca

viajera    caminas    la nada      sola

elegante

Oscar

                                                           Wilde.

……………………………………………………………………………………………………………………………….

Olvidaron la daga sobre el invierno infinito,

los dioses                    los astros

el conjuro de la sagrada arte clama en las faldas

de los poetas                   del arte,

invicto es el clima de venus naciente

del que cuenta              del que nos cuenta

como ha sido todo en el origen,

del

poema.

De: Una dama muerta en el tocador

Posted in Emiliano Soler, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Una Dama

 

En el tocador de una dama muerta…

Hay una boca prototípica.

Hay abatimientos de mártires.

Hay botellas con sendos alcoholes.

Un perchero destructor, un yo me muero por las artes y parnasos verdes.

En el tocador de una dama muerta…

Hay una mujer que muere en manos de ella misma.

Hay alicias que beben perfumes y cicutas.

Hay malditas canciones de taladros.

Un hombre alto con lentes ridículos y un bidet cósmico.

En el tocador de una dama muerta…

Hay una danza de la funesta posibilidad.

Hay cuatro versos para una lluvia bidimensional.

Hay una mujer que mira soles violáceos.

Un vos bastarda, un capitulo o el capitulo de un verbo concéntrico.

En el tocador de una dama muerta…

Hay los caprichos del viejo esclavo de tus ojos.

Hay ojos de clavo negro.

Hay revoluciones dark Monroe.

Un siete sueños y dos insomnios, la chanson de una mosca.

En el tocador de una dama muerta…

Hay decimonovenos movimientos pendulares.

Hay maría de los alcoholes de sueño sirrosico.

Hay botas con pretensión de bestias.

Un adiós Marie y  aguas que suben con sombreros.

En el tocador de una dama muerta…

Hay elevación ultraísta.

Hay caterva emocionalmente afectada.

Hay el ojo ciego de un príncipe horrible.

Un los ancianos no adeudan mas de mil vidas, una recta insuficiente.

En el tocador de una dama muerta…

Hay la matanza de un bello capricho.

Hay siete millones de centauros que no tienen destinos incontinuos.

Hay un balde inexistente.

Una torre y vector, un camarote y pequeños.

En el tocador de una dama muerta…

Hay un insufrible caminito de violines.

Hay una  aldea de los mudos.

Hay casa con termas y sufrientes.

Un valet de movimientos limitados, un catre espectral del siglo XIX.

En el tocador de una  Dama muerta…

Hay siglos y veintenas.

Hay vueltas entrometidas.

Hay apolillados huesos en el sótano.

Un no volvió, mañana la nada y caramelos de veneno.

En el tocador de una dama muerta…

Hay en el tocador una muerta.

Hay una muerta.

Muerta.

(Manuscrito original Marzo de dos mil seis)

De: Tan Terrible es el odio

Posted in Emiliano Soler, Poesia on March 12, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

Latinoamérica  

Latinoamérica silenciosa, bizca camina que camina.

¿Qué ha hecho el frondoso señor de encaje y paño?

¿Qué ha hecho de ti?

…………………………………………………………………………………………………………………………….

Tan terrible  

Tan terrible es el odio

Tan terrible es el hambre

Tan terrible es la mente de los dictadores, tan incomprensible

Tan terrible la injusticia

Tan terribles los ojos que deambulan por un hospital

Tan terrible las guerras, Latinoamérica, tan terrible lo que en ellas sucede mundo

¿cómo pensarnos nuevamente a partir del conocimiento colectivo

de la palabra terrible?

Tan terrible wisky

Tan terrible mina

Tan terrible…no se que tan terrible pueda ser lo terrible…no se

……………………………………………………………………………………………………………………………

Magdalena  

Magdalena hace crujir algo que no vemos. También observamos una figura que tras ella ejecuta una serie de muecas, bueno vemos su sombra en realidad. Se pregunta Juan, aturdido en su casa ¿qué comen los que no comen?

¿se preguntara la nada si significa algo como respuesta?

……………………………………………………………………………………………………………………………..

Síndrome Shklovski  

A aquel ruso de la esquina no le preocupa demasiado lo que ocurre en el mundo, tampoco se preocupa que este texto tenga comas o puntos y mucho menos si es coherente

Es un ruso abandonado dicen por ahí…mientras este comentario se sucede ,el canta en una fabrica una canción que no oímos. A veces me pregunto ¿cómo hacen los maestros para trabajar desde el silencio? Y me pregunto también ¿quien es el que no oye verdaderamente?

…………………………………………………………………………………………………………………………………

Lectura Interrumpida

Sobre una fotografía de Joel Witkin

Una madame desecha interrumpe su lectura.

Una luz se enciende.

Su cara una producción de sentido.