Archive for the Brigitte Meloche Category

LOS ORGASMOS ETERNOS

Posted in Brigitte Meloche, Palabras de Eros on March 14, 2012 by Revista Argot & Aisthesis

(endecha a los guaraches que no quisieron seguir los míos)

si la salamandra te cuchichea senderos, fuentes y montañas, hay que escuchar atentamente y seguirla. ella te llevará allá donde la vida desaltera y sacia, donde la música y el amor te harán renacer. donde los orgasmos son eternos.

no lo digo para que me toques

pero todo lo que toco se convierte en orgasmo

si participas en la expedición

yo sé que gozarás

te veo avanzar, retroceder

avanzar

quieres gozar, no quieres la expedición

es más cómodo comer botanas

y beber cerveza

que nutrirse el alma

pero las montañas son más amplias

que el camino entre la cama y la nevera

el viaje del alma es el más orgásmico

yo no temo las odiseas

los volcanes, los terremotos

me fascinan, me enamoran

soy guerrera viajera

y en la cumbre del machu pichu

prorrumpo en risa

una kena se contonea para seducirme

y me obsequia un aire conocido

la música es un collar de piedritas luminosas

que brincan en mi alma

nunca me decepciona

mientras me contoneo también

aprovechas y me besas

el ombligo

aprovechas y tragas ciegamente el cuarzo blanco

en mi ombligo

aprovechas y gozas

amarte es doloroso

cuando aprovechas y gozas

y sé que no me seguirás

que la feria erótica ya no estará en cartelera

oh mi dulce amor

que difícil verte subir al tren

sin despedirte de mis entrañas

donde estremecen gotas de ti

camino en la acera, me parece acantilada

y casi quisiera tropezar

de qué sirve caminar si no es contigo

lágrimas de pachulí

la virgen maría sopla tiernamente en mis sienes, como una brisa que me transporta en el salón de tango donde tu lengua conoció a mi lengua. besamanos en mi campanilla, fogata. en ese momento, me enamoré de ti.

 

el bandoneón se puso tan celoso, sus manos rabiosas, sus pómulos como úlceras. dicen que astor piazzolla sufrió de taquicardia ese día, al sentir una pasión más fuerte que el tango.

 

los celos dispararon rayos mientras nos besábamos vorazmente en una nube viajera. gracias a la virgen maría. mis pezones eran catavientos señalando la dirección e intensidad del amor. íbamos a toda marcha, unidos en el cúmulo. kundalini celebrándonos después de tanto tiempo lejos el uno del otro.

 

los pelos de tu barba de nopal rasguñaron mis muslos ávidos de ti. lágrimas de sangre en mis muslos, como pacto de amor eterno. lágrimas de alegría. gota a gota, llenando mi copa: brindamos.

 

luego, cada tarde, en el columpio dejábamos nuestras bocas hacer música.

cada noche, tejíamos otro fragmento del cubrecama. el pandero nos avisaba cuando era tiempo de cerrar la cortina.

 

oh mi amor

tantas ganas

en mis bolsillos

y tu tren se va

tu tren ya se fue

en la hacienda, me recojo sin conseguir dormir

el amor sentado a los pies de la cama

me hace burla con la mano

canturrea como carla bruni

que mi alma, la pusiste en una botella de cachaça

y la tiraste al agua

no le creo nada

cierro los ojos

una furia con cara de tigresa me sacude la consciencia

bing bang bong

uno, dos, tres mangos se caen del árbol

batido de mango como terapia, y dos popotes

creo que mi amor tiene un corazón

cubierto de tatuajes de calavera que nunca sanaron

corazón con ojos tapados

hombre ciego por nunca haber desempolvado

los innombrables pisos de su castillo de oro

así no me ve cuando me desvisto

cuando me visto

no ve la belleza

los senos

el dolor

de no poder obsequiarle

la libertad

por eso

la pasión tomará su vuelo

seguirá el canto de las monarcas

hacia los bosques de michoacán

y mi amor extrañará mis orgasmos eternos

y las frutillas que él acostumbraba

tragarse para saciarse

el duelo es despedirme de las joyas que me ofreciste

pero seguir poniéndomelas con gracia

ver el alisio soplar los granos de arena

para nivelar la playa

y la esperanza

y bajar la cabeza, tragarme el maldito destino

alejarme de ti sin soltarte la mano

ya no tener pies para correr hacia ti

ya no más brazos para abrazarte

platicar con tus fotos, decirte que nos vemos mañana

hacer el amor salvaje con la nada

el duelo es la lucha libre en mi consciencia

es dejarle a mi alma todo el tiempo

para recobrar la vista

para soltar prenda

enamorarme de mi misma

los orgasmos son celestiales

cuando nacen del amor a sí mismo