Poema gusano

El no irse jamás,

el reptar cabizbajo hasta rozar

tu frente con el vino derramado,

leer un libro viejo,

rozar tu cicatriz y reflejarme en ella.

 

Tener palabras con arrugas

y no joder,

este vino miente

con lúdicos sonidos

y con pasados de fiebre.

 

Pienso en el dolor y le dibujo

una sonrisa,

un tercer soneto que jamás ha de leer,

le pienso en avenidas

en alguna esquina

con la corbata en la mano

y no puedo dejarle.

 

Tener vientos que desprecian lunares,

tener una vida en cuatro paredes de papel

y saber que cada una posee tres ventanas

y no poder abrirlas porque están abiertas.

 

Y dejo de escribir

comas y puntos a favor,

sed en la miel le sabe

le tiñe de amaneceres y otros detalles.

 

Doler y no saber cómo

y partir es sólo

el movimiento feroz de los gusanos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: